Retratos famosos de mujeres

Retratos famosos de mujeres

retrato de una dama

Alice Neel nació el 28 de enero de 1900,[3][4] en Merion Square, Pensilvania. Su padre era George Washington Neel, contable del Ferrocarril de Pensilvania, y su madre Alice Concross Hartley Neel[5]. A mediados de 1900 su familia se trasladó a la localidad rural de Colwyn, Pensilvania[5] La joven Alice era la cuarta de cinco hijos, con tres hermanos y una hermana. Sus hermanos se llamaban Hartley, Albert, Lillian, Alice y George Washington Jr.[6] Su hermano mayor, Hartley, murió de difteria poco después de que ella naciera. Sólo tenía ocho años[7]. Se crió en una familia de clase media baja y de costumbres rectas, en una época en la que las expectativas y las oportunidades para las mujeres eran limitadas[3][8] Su madre le había dicho: «No sé qué esperas hacer en el mundo, sólo eres una niña»[9] Desde muy joven, Alice quiso ser artista, incluso con poco contacto con el arte.

En 1918, tras graduarse en el instituto, se presentó al examen de la administración pública y consiguió un puesto administrativo muy bien pagado para ayudar a mantener a sus padres[10]. Después de tres años de trabajo, tomando clases de arte por la noche en Filadelfia, Neel se matriculó en 1921 en el programa de bellas artes de la Escuela de Diseño para Mujeres de Filadelfia (actual Moore College of Art & Design)[11] En sus trabajos de estudiante rechazó el impresionismo, el estilo popular de la época, y en su lugar abrazó la Escuela Ashcan de Realismo. Se cree que esta influencia procedía de una de las figuras más destacadas de la Escuela Ashcan, Robert Henri, que también enseñaba en la Escuela de Diseño Femenino de Filadelfia[12] En la Escuela de Diseño Femenino de Filadelfia (actual Moore College of Art and Design) obtuvo dos años consecutivos una mención honorífica en su clase de pintura para el Premio Francisca Naiade Balano. En 1925, Neel recibió el Premio Kern Doge a la mejor pintura de su clase vitalicia[13]. Se graduó en la Escuela de Diseño para Mujeres de Filadelfia en 1925[3][9] Neel solía decir que había elegido asistir a una escuela sólo para chicas para no distraerse de su arte con las tentaciones del sexo opuesto.

->  Islas canarias desde el cielo

ellen day hale

Obra(s) de arte en portada, Listas principales, Historia del arte 8 de marzo de 2018 Amy Lin El cuerpo femenino es uno de los motivos más antiguos y más comúnmente representados en las artes visuales. Las pinturas famosas de mujeres tuvieron una profunda influencia en el mundo del arte y la cultura popular que las agració con una notable fama y un público que va mucho más allá de la élite que acude a los museos.

A mediados de la década de 1480, Sandro Botticelli revolucionó el mundo del arte al pintar el primer desnudo no religioso desde la antigüedad. Su famoso cuadro del Nacimiento de Venus representa el verdadero retorno a los ideales de la antigüedad, ya que el artista tomó prestados tanto la narrativa como los elementos de la composición de la antigua Grecia. La historia del paseo de Venus sobre la concha fue tomada del célebre poeta Homero, mientras que la intrincada pose del sujeto principal recuerda a la estatua griega titulada Venus Capitolina.

Varios siglos después, la imagen de Mona Lisa representó un paso más en el desarrollo del retrato femenino. Mediante el uso de pintura al óleo, que era una novedad en la época, y su exquisita técnica de sombreado (sfumato), Leonardo da Vinci logró un nuevo nivel de realismo que influyó en muchos artistas italianos del Renacimiento que le siguieron. Gracias a esta innovadora técnica, la piel de Mona Lisa tiene un aspecto suave, sus ojos son muy expresivos y su vívida sonrisa es tan intensa que sigue cautivando a los espectadores y a los artistas durante siglos como uno de los cuadros de mujeres más famosos jamás creados.

->  Los hombres de la viga

claude monet

Para profundizar en el tema de los retratos, me gustaría hablar de los famosos cuadros de mujeres de la historia.    Las pinturas no sólo se han hecho populares hoy en día, sino que estas formas de arte son admiradas por personas de todo el mundo y forajes.

El arte es algo que gusta a todos los grupos de edad. Algunos eligen su pasión para serlo y otros lo hacen porque encuentran la paz. La pintura no está ligada a ningún lenguaje ni a ninguna edad en particular, de hecho, tiene un lenguaje propio. Las pinturas pueden hablar de miles de emociones, pueden moldearnos en diferentes sentimientos como puede repelernos o atraernos aún más hacia nosotros.

Las pinturas son buenas en el sentido de que te ayudan a recoger tus propias opiniones o cómo quieres ver el mundo que gira a tu alrededor. Las pinturas pueden evocar nuestros sentimientos más profundos o incluso se ha demostrado que curan a la persona de alguna manera.

La bendición que se nos otorga como pintores es que el mundo entero está a nuestro alcance. Podemos moldear la historia de cualquier forma, dándole otro camino, dándole todos los giros y vueltas, proporcionando a la historia un final feliz o trágico o terminándola anónimamente, en resumen, toda la trama depende de nosotros.

mickalene thomas

Isabel de Portugal era la duquesa de Borgoña. El retrato muestra su aplomo y la confianza en su nobleza. Su poderoso estatus también puede ser aludido por su atuendo. Isabella se adorna con un suntuoso atuendo, fuertemente tejido con hilo de oro y dedos y tocado enjoyados. Duquesa Katharina von Mecklenburg, Lucas Cranach el Viejo, 1514, De la colección de: Pinacoteca de Maestros Antiguos, Museos Estatales de Arte de DresdeKatharina von

->  El karma existe frases

Este retrato representa a Lady Mary Hill Killigrew, esposa de Sir William Killigrew. Una pareja muy fértil, dio a luz a 7 hijos. La próspera fertilidad del matrimonio de Sir Killigrew se ve reflejada en las rosas que aparecen bajo la mano de Lady Killigrew. Las rosas están relacionadas con la diosa del amor, Venus, también conocida como Afrodita por los griegos. Venus (Afrodita) era la diosa del amor, la belleza, la prosperidad y, sobre todo, la fertilidad. Un tema común en los retratos, Lady Killigrew muestra su inmensa suerte en la fertilidad de forma sutil.

La obra de Yoo difumina la frontera entre la ilusión y la realidad y capta la atención de su amplio público. Martha Dandridge Custis Washington (Sra. de George Washington), Eliphalet Frazer Andrews, 1878, De la colección de: La Casa BlancaMartha Washington fue la esposa del presidente George Washington, el padre fundador de los Estados Unidos de América. La señora Washington tenía fama de ser muy elegante, independiente, sociable y también una graciosa anfitriona. A lo largo de los años de la Revolución, Martha fue vista junto a su marido.Dolley Payne Madison (Sra. de James Madison), Gilbert Stuart, 1804, De la colección de: La Casa BlancaÓleo sobre lienzo.

Retratos famosos de mujeres
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad