Ejemplo de 5 preguntas cerradas

Ejemplo de 5 preguntas cerradas

Ejemplos de preguntas cerradas

Si las preguntas de venta abiertas son una forma de conocer a sus clientes en sentido general, con las preguntas cerradas para las ventas irá directamente al grano. Las preguntas cerradas le darán respuestas claras. ¿Quieren comprar su producto? ¿Están comprando el mismo servicio a sus competidores? Las respuestas son simples y directas.

En términos sencillos, las preguntas cerradas para las ventas proporcionan a los representantes datos claros. Principalmente, las preguntas comienzan con frases como “¿Hay algún…?” o “¿Va a…?”. Al comenzar sus preguntas con verbos, está posicionando a sus clientes para que le proporcionen una respuesta directa. A diferencia de las preguntas abiertas, los representantes no tendrán que leer entre líneas las preguntas cerradas para las ventas.

Aunque la mayoría de las veces las respuestas son “sí” o “no”, otras preguntas cerradas pueden ofrecer a sus clientes un par de opciones. Piense en el tipo de decisiones que tendrán que tomar para que usted se asegure una venta. Por ejemplo, si su cliente tiene que elegir entre dos ofertas diferentes que usted le ofrece, pregunte: “¿Quiere el paquete A o el B?”. Este tipo de pregunta invita a dar respuestas concretas mientras te preparas para cerrar el trato.

Cómo hacer preguntas abiertas

Las preguntas abiertas son preguntas que no pueden responderse con un simple “Sí” o “No”, y requieren que los encuestados se explayen en sus respuestas. Son respuestas textuales y suelen utilizarse para el análisis cualitativo. Las respuestas a estas preguntas se analizan por sus sentimientos para entender si el encuestado está satisfecho o no.

->  Ejemplos de citas textuales para niños

Las preguntas abiertas se suelen utilizar para pedir comentarios o sugerencias que no se hayan incluido en las preguntas de la encuesta anterior. Los encuestados pueden explicar sus respuestas, comentarios, experiencias, etc. y transmitir sus sentimientos o preocupaciones.

Ejemplos de preguntas abiertas

Cuando se realizan estudios de usabilidad o estudios de campo, es una gran idea hacer muchas preguntas abiertas. Normalmente, los investigadores hacen preguntas antes, durante y después de las sesiones de investigación. Es fácil centrarse en lo que se quiere saber en lugar de en cómo se pregunta, pero la forma de hacer las preguntas importa mucho en cuanto a lo que se puede descubrir y cuánto. Puedes aprender cosas inesperadas e importantes con esta sencilla técnica.

Las preguntas cerradas suelen ser buenas para las encuestas, porque se obtienen mayores tasas de respuesta cuando los usuarios no tienen que escribir tanto. Además, las respuestas a las preguntas cerradas se pueden analizar fácilmente desde el punto de vista estadístico, que es lo que normalmente se quiere hacer con los datos de las encuestas.

->  10 ejemplos de adjetivos calificativos

Sin embargo, en las pruebas de usabilidad individuales, lo que se quiere es obtener datos más ricos que los que proporcionan las simples respuestas de sí/no. Si realizas una prueba con 5 usuarios, no es interesante informar de que, por ejemplo, el 60% de los usuarios respondieron “sí” a una determinada pregunta. No hay significación estadística, en absoluto. Sin embargo, si consigues que los usuarios hablen en profundidad sobre una pregunta, puedes obtener absolutamente información válida de 5 usuarios. No se trata de información estadística, sino de información cualitativa.

Preguntas abiertas interesantes

Las preguntas cerradas son preguntas a las que el cliente puede responder “Sí” o “No”. En otras palabras, el término “pregunta cerrada” significa que se obtiene una respuesta concreta, en lugar de una abstracta, lo que puede ayudar a ajustar el proceso de venta. Algunos clientes perciben una pregunta cerrada como un intento de manipulación, por lo que usted, como vendedor, debe manejarla con guantes de seda si utiliza esta herramienta como técnica de venta.

Es mejor no hacer preguntas cerradas en la fase inicial de la venta y durante el cierre de la transacción. Por ejemplo, en lugar de preguntar “¿Puedo ayudarle?” – que es muy probable que conduzca a la respuesta “No”, puedes decir: “Veo que está eligiendo una silla de oficina. ¿Qué características debe tener el modelo que busca?”. Es mejor combinar preguntas cerradas y abiertas para no dejar de mencionar un dolor importante del cliente.

->  Ejemplos de dedicatorias de libros

Su objetivo principal es aclarar un hecho. Por ejemplo, pregunte “¿Sólo está considerando modelos de sillones de este fabricante?” para recibir la confirmación de su corazonada o para refutarla. Una pregunta de este tipo le permite entender cómo establecer una comunicación posterior con el cliente potencial. Otros tipos de preguntas cerradas, de un modo u otro, repiten este tipo. En psicología, existe automáticamente una actitud de confianza hacia la persona interesada en su opinión.

Ejemplo de 5 preguntas cerradas
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad