Instituto de ciencias de la felicidad

Instituto de ciencias de la felicidad

Instituto de la felicidad de oxford

El grupo Happy Science incluye una división de publicaciones llamada IRH Press, escuelas como la Academia de la Ciencia Feliz y la Universidad de la Ciencia Feliz, un partido político llamado Partido de la Realización de la Felicidad, y tres divisiones de medios de entretenimiento, que se llaman New Star Production, ARI Production y HS Pictures Studio.

En 1986, Ryuho Okawa renunció a su puesto en una empresa comercial para fundar su propia organización, a la que llamó Happy Science; el gobierno japonés no la certificó como organización religiosa hasta el 7 de marzo de 1991. Según Ryuho Okawa, su objetivo es “llevar la felicidad a la humanidad mediante la difusión de la verdad”. Antes de su fundación, Ryuho Okawa había publicado varios libros de “mensajes espirituales” que dicen canalizar las palabras pronunciadas por figuras religiosas e históricas como Jesucristo, Confucio y Nichiren. En 1987, imprimió Las Leyes del Sol, Las Leyes de Oro y Las Leyes de la Eternidad, que constituyen los libros de texto básicos de la Ciencia Feliz, junto con su sutra fundamental El Dharma de la Mente Correcta[3].

Meik wiking

Un enfoque científico para mejorar la calidad de vidaEl Instituto de Investigación de la Felicidad es un grupo de reflexión independiente que explora por qué algunas sociedades son más felices que otras. Su misión es informar a los responsables de la toma de decisiones sobre las causas y los efectos de la felicidad humana, hacer que el bienestar subjetivo forme parte del debate de las políticas públicas y mejorar la calidad de vida general de los ciudadanos de todo el mundo.

->  Pernos de anclaje para estructuras metalicas

¿Cómo podemos producir el mayor rendimiento de felicidad para la humanidad? ¿Sería mejor reducir la soledad, la diabetes o la contaminación atmosférica en un 50%?    El Happiness Research Institute y Leaps by Bayer han desarrollado una nueva métrica de impacto para ayudar a dar respuesta a estas preguntas.

Meik Wiking, CEHoy, el Informe Mundial sobre la Felicidad 2020 se publicó el 20 de marzo, que es el Día Internacional de la Felicidad. Sin embargo, no hace falta ser un investigador de la felicidad para reconocer que es un momento extraño para hablar de la felicidad. El informe de este año se ve ensombrecido por un acontecimiento muy inusual: una crisis pandémica mundial.Leer más20 de marzo de 2020

Prácticas en el instituto de investigación de la felicidad

¿Qué te parece tu primer día de instituto o de universidad? Tal vez sea un poco más difícil, pero seguro que puedes recordar algunas sensaciones. Y luego: ¿qué tal un martes cualquiera de marzo de hace cinco años, o incluso del año pasado? A menos que alguno de ellos fuera un día especial, es posible que ni siquiera recuerdes nada. Muchos días de nuestra vida se convierten en espacios en blanco sin recuerdos vívidos.

Pero cuando se nos pide que contemos nuestros recuerdos felices, surgen hermosas historias. Son los momentos que definen nuestra vida. Hace ocho años -cuando ya me empezaba a intrigar el rompecabezas de la felicidad, pero antes de mi charla TEDx o del lanzamiento del blog- encuesté a algunos amigos y desconocidos (de forma anónima) sobre sus recuerdos felices*. Tras una rápida búsqueda, encontré la hoja de respuestas en mis archivos. Aquí están algunas de las historias:

->  Analisis de circuitos electricos

Me inspiré en estas historias en “El arte de crear recuerdos”, de Meik Wiking (director del Instituto de Investigación sobre la Felicidad de Copenhague). Su libro aborda un montón de investigaciones fascinantes: trucos para recordar largas cadenas de datos, la manipulación de los recuerdos y la nostalgia. Pero lo más importante es que nos cuenta cómo podemos crear recuerdos felices y aferrarnos a ellos. Esto es lo que descubrió:

Investigación sobre la felicidad en el reino unido

MEIK WIKING: En primer lugar, nos fijamos en la satisfacción general de la vida y en lo contentos que estamos con nuestra vida en su conjunto, lo satisfechos que estamos; en segundo lugar, en el tipo de emociones que experimentamos en el día a día. Y en tercer lugar, nos fijamos en la percepción de Aristóteles sobre “la buena vida”, una vida con sentido.

MW: Una de las últimas cosas que ha hecho el Instituto de Investigación de la Felicidad es lanzar un estudio en el que hemos convertido una empresa en un laboratorio de felicidad. Tienen 200 empleados en Copenhague, y los seguiremos durante el próximo año, probando diferentes intervenciones para ver si podemos mejorar los niveles de satisfacción laboral y vital.

MW: Todo nuestro trabajo en el Instituto consiste en tratar de entender cómo podemos medir la felicidad o por qué algunos son menos felices que otros. Lo más importante es ver cómo podemos mejorar la calidad de vida, ya sea en el entorno laboral, a nivel de ciudad o a nivel nacional. ¿Qué tipo de políticas crearán buenas condiciones para una buena vida?

->  Levantamiento en linea primeros auxilios

MW: Hay picos en torno a los suicidios de alto perfil, aunque cuando Kurt Cobain se suicidó, pensamos que eso crearía un pico de suicidio en el público, pero no fue así. Y sí, normalmente la primavera es -al menos en Dinamarca, pero probablemente también en Estados Unidos- la temporada alta de suicidios. Creo que tiene que ver con que mucha gente siente, durante los oscuros y fríos meses de invierno, “estoy deprimido, pero cuando llegue la primavera, volveré a ser feliz”. Es un efecto estacional. Luego llega la primavera y siguen siendo infelices.

Instituto de ciencias de la felicidad
Scroll hacia arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad